BLOG & NOTICIAS

La base, el corrector de ojeras e imperfecciones, el iluminador… Sabes perfectamente todos los productos necesarios en una rutina de maquillaje completa pero, a veces, pueden surgir dudas sobre cuál es la mejor forma de aplicar uno u otro. En este artículo, seguimos con la serie de contenidos básicos que empezamos hace unos meses y te explicamos cómo aplicar el iluminador.

Si ya has aprendido cómo hacer el contouring y cómo pintarse los ojos, llega el momento de que descubras todos los secretos del iluminador: tipos de iluminadores, dónde aplicarlo, qué efectos se consigue… Y si toda esta información se te queda escasa y necesitas ampliar tu parte práctica, ya estás tardando en inscribirte en nuestro Curso de Maquillaje Profesional. En él encontrarás los mejores contenidos teóricos y prácticos para dedicarte profesionalmente al sector de la belleza. Mientras, descubre a continuación cómo aplicar el iluminador en un maquillaje social convencional.

Escoge la zona que quieras potenciar

El iluminador acostumbra a ir tras la pre-base, la base y los correctores. Muchxs maquilladorxs lo aplican como uno de los últimos pasos para dar luz a determinadas partes del rostro aunque otrxs se sirven de los iluminadores para potenciar los rasgos o disimular ópticamente zonas como las ojeras.

El formato más habitual es en polvos de diferentes tonalidades, siempre iridiscentes, en crema o en barra y se puede aplicar con pincel e incluso con los dedos. Como siempre decimos, la clave para lograr el mejor resultado de maquillaje es probar diferentes productos de distintas marcas hasta conocerlos bien y ser capaces de elegir el que más nos convenza. No hay unos iluminadores más adecuados, sino que hay unos mejores que otros según los objetivos que se persigan.

Una vez aclarados estos puntos, tienes que saber que el iluminador puede servir para difuminar las ojeras, aportar un efecto glow o de buena cara en el momento, resaltar determinadas partes del rostro o incluso unificar la piel.

iluminador

Dónde aplicar el iluminador

Mientras aprendes cómo aplicar el iluminador puedes jugar con los efectos y atreverte con prueba-error para ver dónde te da mejores resultados. Eso sí, te decimos las zonas más comunes donde aplicar el iluminador para conseguir algunos objetivos:

Zona de los ojos: el hueso de la ceja y el lagrimal son áreas perfectas para abrir la mirada y darle vivacidad. El iluminador también se puede utilizar a modo de paletas de sombras brillantes en el párpado fijo y móvil.

Zona central: es muy habitual aplicar el iluminador sobre el tabique nasal de forma vertical, así se consigue afinar la nariz y estilizarla. Lo mismo ocurre con con pómulos, que si se aplican pequeños toques en el hueso se consigue elevar visualmente un poco el rostro.

Labios: Un tip que vemos mucho en redes sociales y que utilizamos también lxs maquilladorxs profesionales es dar un toque de iluminador en el arco de los labios, así se añade volumen y luz en esa zona.

Aplícalo con pequeños toques

Lo ideal para un resultado óptimo es aplicar el iluminador con pequeños toques en la zona a resaltar. Como hemos comentado, si dominas el pincel y la brocha puedes emplearlos sin problema con iluminadores en polvo pero si no, también es posible utilizar las yemas de los dedos para después difuminarlo bien y que se integre perfectamente con la piel.

Ahora que ya sabes cómo aplicar el iluminador, este será un producto que no podrás dejar de utilizar. ¡Estamos segurxs de que a partir de ahora será uno de tus imprescindibles!

*Imagen de portada de Dior Beauty.

/

¿QUIERES SABER MÁS?

SI TIENES CUALQUIER DUDA, CUMPLIMENTA Y ENVÍA EL FORMULARIO Y EN BREVE NOS PONDREMOS EN CONTACTO CONTIGO PERSONALMENTE.



    (*) Campos requeridos