BLOG & NOTICIAS

Aunque muy probablemente ya tengas unas nociones básicas, en Køhl School queremos contarte cómo hacer el contouring. Como parte de una serie de artículos sencillos que vamos publicando en nuestro blog, te animamos a conocer todos los detalles del maquillaje profesional: desde la preparación del rostro a los tipos de eyeliner, las mejores bases de maquillaje, las técnicas y herramientas más habituales… Así, tanto si eres alumnx de nuestro Curso de Maquillaje Profesional como si no, podrás contar con conocimientos fundamentales para enfrentarte a este exigente sector. Por eso, si hace algún tiempo te explicábamos qué es el contouring, en esta ocasión nos adentramos en cómo hacer el contouring, cuáles son los productos esenciales que necesitas y cómo es el paso a paso de una forma sencilla y rápida. ¿Nos acompañas?

¿Qué se necesita para hacer el contouring?

Hace ya algunos años que el contouring se hizo el rey del maquillaje gracias a Kim Kardashian, que fue quien lo popularizó allá por el 2015. Su maquillador de cabecera Mario Dedivanovic (seguidor de Kevyn Aucoin, otro de los grandes maquilladores internacionales) hizo que su rostro escultórico mediante un juego de luces y sombras quisiera ser imitado por millones de mujeres de todo el mundo. Y con su impulso provocó que las marcas de maquillaje se lanzaran a crear líneas de productos destinadas a hacer el contouring. Pero esta técnica no era nueva, de hecho en los años 50 y 60 el maquillaje jugaba a marcar el rostro potenciando su estructura, creando relieves y dándole personalidad.

El objetivo del contouring es precisamente ese, contornear el rostro dándole fuerza y mostrándolo más anguloso, potenciando los pómulos y estrechando la nariz. La técnica empleada es el claroscuro, teniendo en cuenta que los tonos claros proyectan hacia fuera mientras que los tonos oscuros los hunden. Eso sí, siempre hay que adaptar la técnica al tipo de rostro y a los objetivos que se quieran conseguir.

Los productos básicos que se necesitan para hacer el contouring son una base cremosa oscura, que servirá para marcar las zonas que queremos corregir y una clara, para iluminar y potenciar. Como hemos dicho, hay productos diseñados específicamente para ello que son en barra, en crema o en polvos, elige el que mejor te vaya, aplícalo con brocha o con los dedos y difumínalo con mucho cuidado.

¿El contouring se hace antes o después de la base?

Si el contouring va antes o después de la base es una de las preguntas que muchas personas se hacen a la hora de trabajar con esta técnica. La respuesta es antes. Los pasos esenciales por orden son las rutinas del cuidado de la piel habituales, la hidratación, la prebase, la base y el contouring. Eso sí, si tienes previsto realizar el contorneado, lo mejor es elegir una base de maquillaje fluida y que no sea muy pesada ya que recargar la piel no suele ser una buena idea. Busca los productos que mejor vayan con la persona con la que estás trabajando y así te asegurarás un resultado perfecto. Además, después del contouring puedes seguir maquillando con total normalidad, aplicar colorete, sombras de ojos, eyeliner y todo lo que consideres para conseguir tu objetivo.

De hecho, tal es el éxito de esta técnica que en los últimos tiempos no hacen más que aparecer ideas similares como el tantouring, que juega con los polvos bronceadores para crear un efecto buena cara o el soft sculpting, que es la versión natural del contouring con acabados rosados.

Cómo hacer contouring fácil

Los pasos para hacer contouring fácil es aplicar la base o polvos oscuros en forma de rayas en la zona de los pómulos desde la oreja hacia delante sin llegar a los labios, en el interior de los dos lados nariz en vertical y en el mentón debajo del labio en horizontal. De esta forma esculpiremos las facciones, afinaremos estas zonas y las haremos más marcadas. Tras ello, llega el momento de iluminar con el tono claro, que debe ir en las zonas que se desean resaltar como por ejemplo, sobre las rayas oscuras de los pómulos, en el centro de la frente, sobre la nariz o sobre el labio superior. Posteriormente se difumina suavemente todo el producto hasta conseguir un resultado natural.

Cómo hacer contouring según la forma de tu cara

Es evidente que no todos los rostros tienen las mismas necesidades, por eso, la técnica del contouring varía según la forma de la cara. Antes de lanzarse a hacer marcas oscuras, es esencial analizar el tipo de rostro de la persona y concretar qué se quiere potenciar. Por ejemplo, los rostros redondos pueden hacer destacar los pómulos aplicando la base oscura en la parte inferior de los pómulos, en los laterales del mentón y en la frente, justo debajo del nacimiento del cabello. En cambio, las caras más angulosas pueden acortar la frente y el mentón oscureciendo la mandíbula y dando luz a la zona de la nariz.

Consejos para hacer contouring

Los mejores consejos para hacer contouring que te podemos dar es que descubras tus propias técnicas y desarrolles tus capacidades como profesional practicando. Así sabrás cuáles son los mejores productos para ti y cómo lograr los mejores resultados en cada tipo de rostro. Al final, el maquillaje no es una ciencia exacta y la experiencia será tu mejor aliada. ¿Ya sabes cómo hacer el contouring en tus próximos trabajos? Practica, prueba, equivócate y vuelve a empezar hasta que te salga perfecto.

*Imagen de portada: @makeupbyMario

/

¿QUIERES SABER MÁS?

SI TIENES CUALQUIER DUDA, CUMPLIMENTA Y ENVÍA EL FORMULARIO Y EN BREVE NOS PONDREMOS EN CONTACTO CONTIGO PERSONALMENTE.



    Por favor, prueba que eres un humano seleccionando el camión.

    (*) Campos requeridos