BLOG & NOTICIAS

Recientemente estrenada y protagonizada por Emma Stone, la película Cruella nos ha seducido por su estética punk, creativa y rebelde. El nuevo largometraje de acción real sobre la vida de una de las villanas más conocidas de Disney, Cruella de Vil, está ambientado en los años 70 en Londres y recrea cómo se forjó el carácter de este personaje. El vestuario de Cruella, su rompedor maquillaje y su icónico peinado bicolor destacan como algunos de los grandes atractivos de la cinta, que analizamos en este artículo. Si te interesa el mundo de la moda, de la imagen y de la belleza o si eres estudiante de alguno de nuestros cursos de maquillaje y caracterización o estilismo, descubre los puntos clave de una de las figuras que han vuelto con fuerza y que inspiran desde la gran pantalla.

El vestuario de Cruella que nos ha cautivado

La película Cruella retrata las andanzas de Estella intentando hacerse un lugar en la industria como diseñadora de moda. Un día, el talento de la joven llama la atención de la Baronesa Von Hellman, interpretada por Emma Thompson, con quien comienza a trabajar. A partir de ahí se van desarrollando los hechos con los que Estella se convierte en la perversa y vengativa Cruella y adopta un histriónico vestuario, un estilismo vanguardista y estudiado hasta el más mínimo detalle.

El vestuario de Cruella, como en es el caso de la mayoría de trabajos de diseño de vestuario para cine, es de vital importancia para la creación de este personaje. Cruella de Vil es una invención de la novela Los 101 Dálmatas de 1956 de Dodie Smith y aparece por primera vez en la adaptación cinematográfica animada de 1961 producida por Disney. Posteriormente, todxs la recordamos por la interpretación que hizo de ella Glenn Close en las películas de 1996 y el año 2000 (102 Dálmatas). La nueva adaptación profundiza en los orígenes de Cruella tomando como referencia todos los puntos esenciales: el blanco y negro, su cabello y labios rojos pero trasladándolos a un contexto más urbano y punk y menos sofisticado.

La encargada del vestuario de Cruella ha sido Jenny Beavan, dos veces ganadora del Oscar: una por Una habitación con vistas y otra por Mad Max: Fury Road, dos proyectos completamente antagónicos. Quizá por eso el reto de Cruella no le asustó. Jenny Beavan consiguió un estilismo discreto para Estella y todo lo contrario para Cruella, mientras que el clasicismo de la costura francesa se apoderaba de la Baronesa. Tres estilos muy diferenciados sobre los que gira la historia.

Los looks de Cruella al detalle

Blanco, negro y rojo son los colores principales de los looks de Cruella. Cazadoras de piel con hombros armados, vestidos de noche rojo sangre, guantes, pieles, lentejuelas y abrigos largos envuelven a la despiadada joven. La inspiración, según Jenny Beavan, provino del contexto de la época en la que está ambientada (la revolución punk-rock londinense), que ella misma vivió: “¡Yo estuve ahí! En aquel momento me tiraba más el teatro (escenografía y pintura escénica) que la moda. Pero recuerdo qué solía ponerme, aunque tampoco fuese gran cosa.” afirma la directora de vestuario de Cruella en una entrevista con Vogue. Además, grandes creadores british e iconos del momento como Vivienne Westwood, Alexander McQueen, la marca ochentera BodyMap y la cantante alemana Nina Hagen están muy presentes en los diseños.

Para el vestuario de Cruella, Jenny Beavan y su equipo llegaron a crear 80 looks, 47 distintos para Cruella, algunos de ellos vintage y partiendo de prendas recicladas de segunda mano. Un trabajo minucioso reflejado en dos de los vestidos más impactantes de la película: por un lado, un espectacular diseño en rojo inspirado en el vestido Tree de Charles James que nace -en la historia- de la deconstrucción de una creación de la baronesa. Por otro, un dos piezas con chaqueta de piel e impresionante falda repleta de más de 5.000 pétalos de organza. Un reto que traspasa la pantalla por su fuerza. Y es que, como afirma la directora de vestuario: “En el cine, siempre hay una historia detrás de cada look, no es solo ropa”.

El maquillaje y peluquería de Cruella

El maquillaje de Cruella es junto al vestuario y la peluquería un punto clave en este personaje. Destaca el rostro natural con cabello pelirrojo teñido de Estella frente a la extravagancia extrema de Cruella. En ella no podía faltar su melena bicolor natural, corta con flequillo y ondulada, un rostro pálido, ojos ahumados en negro y los labios rojos, incluso con purpurina. Detrás del maquillaje y la peluquería de Cruella está Nadia Stacey, que trabajó anteriormente en La favorita o Capitán América: El primer vengador.

El trabajo de maquillaje y peluquería de Cruella esconde algunas curiosidades. Por ejemplo, muestra muchas referencias a los peinados que ya lució Glenn Close o también alude al empoderamiento que va desarrollando Cruella a lo largo del film. También contiene algunos guiños como la inspiración en un álbum de los Sex Pistols para las letras “The future” que la protagonista luce en el rostro a modo de antifaz.

Aprovechando el estreno de la película, algunas firmas de maquillaje como MAC Cosmetics han lanzado colecciones de sombras y labiales inspirados en los looks dramáticos de Cruella. Un estilo singular que vuelve a traer el punk de los 70 a escena.

Así pues, aunque no seas un apasionadx de las películas de Disney, el vestuario de Cruella así como su peluquería y maquillaje merece una buena revisión. No te dejará indiferente.

 

*Imágenes: Disney