BLOG & NOTICIAS

¿Alguna vez te has preguntado de dónde surgió el fenómeno zombie? La industria cinematográfica ha explotado hasta la saciedad el legendario personaje de ficción, y no son pocos los maquilladores que alcanzaron la fama gracias a sus ya míticos diseños de maquillaje de zombie. 

Aunque parezca mentira, el clásico monstruo cinematográfico fue inspirado en hechos reales. Para conocer sus orígenes debemos primero hablar de Spencer St. John, un pionero en el estudio de la cultura de Haití y sus tradiciones, que en 1880 dio a conocer un ritual por el que los jóvenes haitianos se sacrificaban bebiendo pócimas aparentemente venenosas. El caso no fue aclarado hasta que Wade Davis (etnobotánico de la Universidad de Harvard) viajó a Haití en 1982 para hacerse con una muestra de la pócima. Gracias al análisis de Wade, se demostró que el responsable de la existencia de los zombis era el pez globo. Este pez genera una sustancia altamente tóxica llamada tetrodotoxina, que ataca al sistema nervioso, paralizando a la víctima y reduciendo su actividad vital a niveles mínimos, permitiendo respirar con cantidades insignificantes de oxígeno y camuflando una supuesta muerte clínica. Después se desenterraba al muerto y se le daba a ingerir una pasta alucinógena creada con batata, jarabe de azúcar y Datura Stramonium, induciendolo a un estado psicótico y de total amnesia. A continuación, el sumo sacerdote lo bautizaba como Muerto Viviente y le asignaba una nueva vida. En la mayoría de los casos como esclavo. 

MAQUILLAJE DE ZOMBIE EN EL CINE

Los celuloides de muertos vivientes siguen siendo todo un éxito a pesar de haber sido uno de los temas más recurrentes del género de terror. Y esto es así porque con el paso de los años el maquillaje de zombie ha ido evolucionando hasta convertirse en un personaje de múltiples facetas. Desde el primer zombie que apareció en pantalla en “White Zombie” una película de serie B de 1936 hasta las 10 temporadas de “Walking Dead” ha llovido, y mucho. Las técnicas manuales han evolucionado a la par que las tecnologías y es por eso que a día de hoy podemos disfrutar de una estética zombie muy elaborada capaz de inspirar a generaciones deseosas cada año de lucir un maquillaje zombie para halloween. 

Hoy hablamos de las películas más icónicas de este género y te contamos curiosidades que, como buen profesional del maquillaje, te gustará saber.

MAQUILLAJE DE ZOMBIE “FÁCIL”

El primer zombie en aparecer en la gran pantalla fue, como decimos, en “White Zombie” de 1936, con una estética e influencia claramente Haitiana. Rodada en blanco y negro, los zombis a penas se diferenciaban del humano. A un ligero tono de piel pálida, un aparente descuido en su vestimenta y una mirada desconcertante, se sumaba la interpretación, con un andar torpe y lento. 

Durante toda la década de los 40 los zombies pasaron por la pantalla sin pena ni gloria, rozando incluso en ocasiones la comedia. El género seguía bebiendo de la idea de que los muertos vivientes eran el resultado de un ritual vudú por lo que la estética en el maquillaje de zombie que hoy conocemos más característica seguía sin ser explotada. 

No fue hasta 1961 que pudimos conocer el aspecto de un zombie a color. De nuevo se intentaba buscar con el maquillaje zombie una piel pálida de aspecto enfermizo, una mirada perdida y por primera vez se incorpora al acting el famoso andar zombie con los brazos extendidos. 

Pero que no te estafen, ¡los zombies nunca fueron verdes!. Por fin en 1964 llegaría a las pantallas “The Incredibly Strange Creatures Who Stopped Living and Became Mixed Up Zombies”.

Por primera vez el maquillaje zombie evoluciona dando una apariencia desfigurada e introduciendo en el imaginario el zombie recién salido de la tumba bastante más perjudicado que sus antecesores. 

Hasta este momento podríamos hablar todo el rato de un maquillaje zombie fácil de hacer. No es hasta “La noche de los muertos vivientes” (1968) y su pseudosecuela “El regreso de los muertos vivientes” (1985) que encontramos un personaje zombie muy alejado de la cultura Haitiana y de las influencias madre del monstruo original.

https://www.youtube.com/watch?v=pElSu_ECJGM

Ambas películas siguen siendo asombrosamente actuales gracias a su estética tenebrosa y expresionista. Para la época todo un desafío para los artistas de maquillaje.

Todo profesional de los FX recuerda a Tarman, uno de los personajes principales. Un desternillante zombi medio derretido que popularizó el grito de “Cerebrossss”.

ZOMBIES EN LA ACTUALIDAD 

Y aunque entre medias hubo mucho film en material de zombie, no fue hasta “28 días después” (2002) y “El amanecer de los muertos” (2004) que se revitalizó el concepto y se presentó ante la gran pantalla un maquillaje de zombie mucho más elaborado y realista. Criaturas “infectadas” deseosas de carne humana que por primera vez en pantalla habrían perdido su característica lentitud. A partir de este momento las heridas truculentas, los descolgamientos de miembros y los ojos de diferente color toman protagonismo hasta convertirse en una característica imprescindible de todo zombie que se precie.

Pero antes incluso de la llegada del término infectados, “Resident Evil” (2002) fue el gran icono zombi, con una identidad muy individualizada alejada de la estética clásica, bastante inclasificable y donde los zombis son solo el atrezzo para una historia postapocalíptica cargada de críticas socioculturales. 

El género zombi no solamente se ha convertido en mercancía de consumo masivo sino que, inesperadamente, también ha llegado a ser un producto cinematográfico respetado.

Sea cual sea tu maquillaje de zombie favorito, la realidad es que tienes material de sobra para inspirarte gracias a la gran pantalla. Desde los zombies de “Thriller” de Michael Jackson hasta los caminantes blancos de “Juego de Tronos”, queda patente que la imaginación es el único límite a la hora de diseñar y caracterizar tu propio maquillaje de zombie. 

Abrir chat