BLOG & NOTICIAS

Para nuestra sorpresa, hace unas semanas tuvimos la noticia de que Wes Anderson está rodando su próxima película en España, concretamente en Chinchón. El municipio madrileño ha acogido al equipo del cineasta y a todo el elenco de protagonistas. Entre ellos se encuentran Tom Hanks, Scarlett Johansson, Bryan Cranston, Margot Robbie, Bill Murray o Tilda Swinton que, dado el secretismo que envuelve a la producción, no se sabe si han aterrizado ya en nuestro país. Sea como sea, aprovechamos la ocasión para hacer un repaso por el vestuario en las películas de Wes Anderson, un director que en Køhl School nos apasiona por su particular estilo.

Tanto si te gusta el cine como si te interesa el ámbito de la psicología del color, del vestuario de películas y todo lo que rodea al estilismo en la ficción, no te pierdas sus películas Los Tenenbaums: Una familia de genios y El Gran Hotel Budapest. En ellas encontrarás un lenguaje propio con numerosas referencias que te fascinarán. De estos films, del uso del color, del significado de las prendas y de la influencia posterior que ha marcado el vestuario en las películas de Wes Anderson te hablamos en este artículo.

Wes Anderson y su universo particular

Un solo fotograma es suficiente para reconocer el sello inconfundible de Wes Anderson. Él es capaz de crear un universo detallista y luminoso con personajes curiosos, entrañables y algo disfuncionales. No obstante, si algo caracteriza sus films son las composiciones simétricas, los travellings, los planos cenitales y el uso cromático del vestuario y el atrezzo en el conjunto de la escena. La paleta de color usada por Anderson en cada uno de sus trabajos es otros de los puntos atractivos de su filmografía.

Algunos de sus títulos más famosos son Academia Rushmore, Life Aquatic, Viaje a Darjeeling, Moonrise Kingdom y las ya nombradas Los Tenenbaums: Una familia de genios y El Gran Hotel Budapest. Además, está a punto de estrenarse La crónica francesa, que llegará a los cines el próximo 29 de octubre y que estamos deseando ver.

vestuario en las películas de Wes Anderson

En todas ellas hay elementos del vestuario que han pasado a la posteridad como la boina roja de Academia Rushmore, el uniforme de explorador marino de Steve Zissou en Life Aquatic, el vestido Lacoste de Margot Tenembaum o los uniformes morados de El Gran Hotel Budapest. Hablaremos más en profundidad de los dos últimos.

Vestuario de El Gran Hotel Budapest

El vestuario de El Gran Hotel Budapest (2014) ganó un Oscar de la mano de Milena Canonero, una de las grandes directoras de vestuario de nuestra época y que está detrás de los looks de La naranja mecánica o María Antonieta.

Los uniformes son una gran obsesión de Wes Anderson y, una vez más, queda patente en esta película. El staff del hotel y sus dos protagonistas, el conserje M. Gustave H. y Zero, el botones, lucen uniformes en morado intenso inspirados en las sotanas sacerdotales. Este color contrasta con el rojo de las estancias interiores del hotel, el rosa pastel de la fachada y los apagados uniformes grises de la policía. En contraposición tenemos a Madame D. una rica octogenaria cuyo estilismo destaca por su excentricismo y luminosidad. De hecho, uno de sus estilismos está inspirado nada menos que en el cuadro Retrato de Adele Bloch-Bauer I, de Gustav Klimt.

vestuario en las películas de Wes Anderson

Además, en el vestuario en las películas de Wes Anderson suele haber colaboraciones con algunas marcas y en este caso Fendi se ocupó de los abrigos de pieles que aparecieron en la película y Prada de crear expresamente 21 maletas y baúles vintage para Madame D.

El vestuario en Los Tenenbaums

El vestuario de Los Tenenbaums: Una familia de genios (2001) es probablemente uno de los que más largo impacto ha tenido, especialmente en la esfera independiente. Creado por la diseñadora Karen Patch, destaca por los chándales Adidas rojos de Ben Stiller y sus hijos pero muy sobre todo por los vestidos de rayas en azul y granate de Lacoste que lleva Margot (Gwyneth Paltrow). Fueron diseñados y creados en exclusiva para la película en colaboración con la marca y se combinaron con un pasador en el pelo y unos mocasines de G.H. Bass.

Tampoco podemos olvidar el abrigo de pelo de Margot Tenenbaum en color caramelo confeccionado por Fendi y el bolso Birkin de Hermès que lleva durante toda la película. De nuevo, la relación de Wes Anderson con el sector de la moda fue muy estrecha.

¿Volverá a contar con este tipo de colaboraciones en el próximo estreno? Seguiremos muy atentxs al vestuario en las películas de Wes Anderson y a todo lo que nos transmita su universo irreal e histriónico.