BLOG & NOTICIAS

El exclusivo colegio Las Encinas está a punto de abrir sus puertas de nuevo para acoger a sus sofisticados estudiantes, entre los que habrá nuevas incorporaciones. Antes de ver la 5ª temporada, que se estrena el viernes 8 de abril, queremos repasar el vestuario de Élite, una fantasía de uniformes de colegio -a veces reinventados-, complementos estridentes (unos de lujo y otros no tanto) y vestidos de alta costura.

Y es que la ficción española de Netflix, una de las más exitosas de la plataforma también fuera de nuestras fronteras, narra la vida de un grupo de adolescentes de clase alta y sus experiencias en torno a conceptos tan universales como el amor, el sexo, los conflictos familiares o las drogas. Además, sus temporadas incluyen grandes dosis de intriga envueltas en investigación policial y asesinatos. La mezcla de todo esto ha hecho que Élite sea seguida por millones de espectadores, que se han enamorado de sus personajes. Entre ellos destacan Miguel Bernardeau (Guzmán), Ester Expósito (Carla), Mina El Hammani (Nadia), Danna Paola (Lu), Itzan Escamilla (Samuel), Georgina Amorós (Cayetana), Arón Piper (Ander), Claudia Salas (Rebe), entre otrxs. En la 4º temporada se incorporaron Carla Díaz (Ari), Martina Cariddi (Mencía) , Manu Ríos (Patrick) y Pol Granch (Phillipe), tomando un gran protagonismo.

vestuario de Élite

Con este cóctel explosivo, Élite no podía más que triunfar y mantener a su público pegado a la pantalla capítulo a capítulo, descubriendo la historia pero también valorando todos y cada uno de los estilismos que hay detrás. El vestuario de Élite es un “trabajazo” que ha dado forma a los personajes y que, en muchos casos, ha trascendido la pantalla y llegado a marcar por dónde iban las tendencias entre la generación Z.

¿Quién hay detrás del vestuario de Élite?

La encargada del vestuario de Élite es la diseñadora de vestuario Cristina Rodríguez, nominada 6 veces a los Premios Goya por películas como Tarde para la ira o Explota Explota. De su mente creativa ha ido saliendo el estilo de todos los personajes: clásicos, provocadores, excéntricos, sofisticados… a conjunto con sus personalidades, en un match perfecto.

Cada temporada ha ido evolucionando y dando aire fresco a cada nueva incorporación, potenciando su esencia al máximo. Así, logró conquistarnos con el aire preppy de Carla, el romanticismo de Lu, el toque exótico de Nadia, la elegancia medida de Cayetana, el estilo choni de Rebe o, en la última temporada, la sofisticación de Ari y la rebeldía de Mencía. “Nunca he estado tanto tiempo en un mismo proyecto, y por eso necesito que vengan cosas nuevas, nuevos personajes y nuevos retos para poder divertirme y sobre todo, para ver cómo lo afrontamos. Todo ese proceso de creación es el que a mí me divierte”, afirmaba en una entrevista a la revista Vogue.

Looks y complementos que crean tendencia

El vestuario de Élite tiene unas características propias marcadas por dos premisas esenciales: el uniforme obligatorio del colegio y la clase privilegiada de sus protagonistas, que saben de moda y la hacen suya. Así, a lo largo de las 4 temporadas hemos visto lucir grandes looks con vestidos entallados drapeados, bustiers lenceros, lentejuelas y strass, faldas de tul y exuberantes cuerpos de plumas, cedidos por las firmas más importantes del panorama actual tanto nacionales como internacionales, muchas de ellas pequeñas. Algunas de ellas son Dsquared2, Saint Laurent, Pronovias o Yolancris, de quien eran los vestidos de Rebeka y Cayetana en Le Bal (episodio 3 de la 4ª temporada).

vestuario Élite

Los accesorios han jugado desde el minuto uno un papel esencial. No podemos olvidar las tiaras y diademas de Lu (que llegaron a crear tendencia), los grandes aros dorados y brazaletes de Rebe o los choker de cuero de Mencía. Además, si en algo se arriesga el vestuario de Élite es en borrar ciertos límites femenino-masculino y apostar por algunos looks andróginos.

Los uniformes en Élite: una vuelta de tuerca

Lo que en un principio parecía una limitación en el vestuario de Élite ha conseguido ser el punto en el que volcar toda la creatividad. Los uniformes se han convertido en el vehículo para mostrar el carácter de cada personaje dentro de las aulas ya sea mediante su uso clásico y pulcro o por su desestructuración, al gusto de cada alumno.

Mientras que Carla lo combinaba con broches y lazos, Ari le suma una boina blanca a veces y se anuda la camisa o se pone un crop top, Patrick un pañuelo al cuello, rebe medias de rejilla y Mencía se decide por un chaleco.

Así pues, visto lo visto, estamos deseando ver la 5ª temporada y descubrir todo lo que el vestuario de Élite tiene que contarnos. Estamos segurxs de que nos volverá a sorprender.

/

¿QUIERES SABER MÁS?

SI TIENES CUALQUIER DUDA, CUMPLIMENTA Y ENVÍA EL FORMULARIO Y EN BREVE NOS PONDREMOS EN CONTACTO CONTIGO PERSONALMENTE.



    (*) Campos requeridos