BLOG & NOTICIAS

Finas y pintadas, gruesas y despeinadas, delineadas, rellenas… como en todo, las tendencias en cejas han ido cambiando a lo largo de la historia. Cada década ha impuesto sus propias normas y esta parte del rostro también ha ido sufriendo variaciones para adaptarse a la moda del momento. Así, la forma de depilar las cejas y de maquillarlas en los años 30 nada tiene que ver con la de los 90 y ni siquiera con la actualidad, en la que encontramos numerosos tratamientos de diseño de cejas para darles forma. Por eso, como estudiante de nuestro Curso de maquillaje o de peluquería o como persona interesada en el sector de la belleza en general, debes conocer un poco la historia de esta parte tan importante del rostro.

Y es que ¿sabes que de la forma de las cejas depende la expresividad de la mirada? Se puede conseguir que sea más profunda, más dulce, más sofisticada… De ello se encarga el visagismo de cejas, que estudia las siluetas (el inicio de la ceja, el final, el vértice, el grosor, el color…) y las proporciones de la ceja en el contexto de cada rostro para la aplicación de la depilación o del maquillaje más conveniente. Las tendencias en cejas del momento y un buen visagismo se combinan para conseguir el objetivo deseado.

Historia de las cejas: estilo por décadas

Comenzamos el recorrido por la historia de las cejas y las tendencias predominantes por el Antiguo Egipto, cuando las mujeres maquillaban sus ojos delineándolos con köhl y remarcando las cejas también en color oscuro. Las fenicias, por su parte, también utilizaban una mezcla de polvo de insectos triturados, almizcle y goma arábiga para maquillar las cejas. Estas son algunas de las primeras referencias que tenemos de la importancia estética de las cejas en el conjunto del rostro.

Durante el Imperio Romano las cejas se llevaban también muy marcadas y oscurecidas y en Mesopotamia el ideal de belleza eran las caras aguileñas y delgadas con cabellos extremadamente largos y negros y cejas ascendentes de gran longitud. Desde entonces, pasando por la Edad Media, el Renacimiento o el Romanticismo las cejas han sido tratadas en mayor o menor medida con productos para darles una forma determinada o un color, generalmente oscuro.

Marlene Dietrich en 1936.

 

Ya entrados en el siglo XX, entre las tendencias en cejas comienzan a destacar las siluetas largas y muy finas, con grandes curvaturas que confieren un aspecto dramático e incluso melancólico al rostro de la mujer. Con la popularización del cine y la aparición de sus primeras divas en la década de los años 30 y 40, las tendencias en cejas comienzan a llegar al resto de la población y una de las formas más habituales es la lucida por las actrices Marlene Dietrich y Greta Garbo. Cejas extremadamente depiladas y pintadas con lápiz formando un arco de trazo fino y con el mismo grosor desde el inicio hasta el final es la moda en cejas que se impuso durante estas décadas.

Estilos de cejas de los años 50 a la actualidad

Posteriormente, los estilos de cejas nos llevan cada vez a un grosor más notable. En los años 50 comienzan a dejarse de depilar tan intensamente y se maquillan en tonos naturales para que parecieran más pobladas dando especial énfasis a la curvatura. La forma de coma se respeta y se potencia tal y como vemos en las imágenes de Marilyn Monroe o Elizabeth Taylor. Además, algunas actrices como Audrey Hepburn apuestan por unas líneas mucho más anchas y rectas y con gran personalidad.

Marilyn Monroe y Audrey Hepburn en los años 50.

 

Esta fue la tendencia predominante hasta aproximadamente los años 80 cuando la naturalidad es la reina y las cejas empiezan a lucirse sin florituras ni maquillaje, despeinadas y sin depilar. Ejemplos de ello son las imágenes de Madonna en sus inicios y, como no, la modelo y actriz Brooke Shields, uno de los grandes estandartes de esta tendencia en cejas.

Brooke Shields, estandarte de las cejas muy naturales.

 

Pasados los años volvemos a la depilación, a la forma de coma muy marcada con un inicio en el interior del ojo grueso y un final lo más fino posible. En los años 90 y casi hasta hace una década, las cejas debían ser finas, bien delineadas y depiladas. En la actualidad, sin embargo, se vuelven a llevar las cejas gruesas y un poco más oscuras que el cabello por lo que el maquillaje de cejas es esencial, especialmente para aquellas mujeres que de tanto depilarlas ya no tienen pelo suficiente. Por eso, además del maquillaje, los centros de estética ofrecen muchos tratamientos para el diseño de cejas como la micropigmentación o el microblading.

Como ves, las tendencias en cejas han ido sufriendo modificaciones, ¿Cuáles serán las próximas? Sea la que sea el maquillaje está para ayudarnos a darle sentido a la expresividad del rostro y conocer todas sus posibilidades es esencial. Si necesitas más información, no dudes en escribirnos.

*Imagen de portada: Creative direction: @maytheprieto for @kohlschool. Make up: @carlalucero.mua. Model: @luuciagarcia. Photo & retouch: @maitanehuidobro. Stylist: @blancobeea & @b_blanxx. Video: @jabbey_ & @janomadriz. Making of: @danibauphoto