BLOG & NOTICIAS

Los ojos son uno de los elementos más importantes a la hora de maquillar. Al fin y al cabo, son la principal referencia para la mirada de los demás, el punto de atención predominante del rostro. Por eso desde el blog de Køhl School, escuela profesional de maquillaje, os hemos hablado en otras ocasiones de cuestiones claves para el embellecimiento de los ojos como el cuidado de las pestañas postizas o la técnica para agrandar los ojos. Hoy regresamos para hablaros del smokey eyes, una técnica de maquillaje de ojos fantástica.

Smokey eyes negros

¿Sabes de qué hablamos exactamente cuando hablamos de smokey eyes? Se trata de la técnica también llamada ojos ahumados, que se utiliza muy habitualmente para aplicar las sombras de ojos en maquillaje. Este acabado fue popularizado hace algunos años por algunas de celebrities como Kim Kardashian. En sus orígenes estaba irremediablemente vinculada con los tonos oscuros y las miradas profundas pero en la actualidad ha evolucionado enormemente hasta abarcar muchas más alternativas.

En el siguiente apartado vamos a explicarte cómo implementar el smokey eyes paso a paso. Así tendrás la oportunidad de practicarlo en casa o con tus clientes en caso de dedicarte al mundo del maquillaje profesional. No obstante, antes queremos dejarte una recomendación imprescindible para nosotros: utiliza el conocimiento de estas técnicas como una guía a partir de la cual dar rienda suelta a tu creatividad. Eso es lo que verdaderamente marca la diferencia como maquillador profesional.

Smokey eyes paso a paso

¿Quieres hacer un maquillaje de smokey eyes fácil? Pues en ese caso lo primero que tenemos que hacer, tal y como comentamos con cualquier otra técnica, es limpiar adecuadamente la zona. Esto permitirá que luego los productos de maquillaje queden adheridos de una manera más sólida. Una vez hecho eso tendremos que seleccionar una prebase adecuada para el tipo de piel que tenemos entre manos y aplicarla. Esto, del mismo modo que la limpieza, hará que aumenta la fijación del maquillaje posterior.

¿Lo tienes? Pues en ese caso aplica una sombra muy suave sobre el párpado. Seguidamente aplica algún tipo de eyeliner que te convenza a través de las pestañas. Aquí saber crear un efecto degradado es importante en el resultado final. Cuando tengas esto, solo quedará tomar dos o más sombras de distinto tono e ir aplicando una tras otra de manera difuminada para generar ese tono ahumado que estamos buscando. En función del color de las sombras tendremos smokey eyes negros, smokey eyes azul o smokey eyes cafés.

Conoce todos los colores y opciones que tienes en smokey eyes

Como decimos, el estilo de ojos ahumado nació con una clara predilección por los tonos oscuros. Pero con el paso de los años el acabado ahumado ha ido aumentando sus variantes hasta ofrecernos un abanico enorme. Hoy podemos realizar ahumados de todo tipo. Desde los ahumados negros, como ya hemos mencionado, a los ahumados coloridos que van desde el azul hasta el morado, y pasando por el verde, los dorados y plateados, el rosa o el naranja entre muchos otros. El único limite es nuestra imaginación.

Pero las variedades van mucho más allá de los colores de las sombras de ojos. También podemos encontrar soft smokey eyes, hard smokey eyes, ahumados con estilo cat eye, smokey eyes estilo brillante o biselado. Son solo algunas de las opciones con las que podemos jugar para alcanzar los resultados que buscamos. Siempre debemos recordar que lo importante de las técnicas es que sean implementadas sabiendo exactamente lo que se quiere conseguir. Con un objetivo claro, el resultado será mucho más exitoso.

Abrir chat