BLOG & NOTICIAS

En julio y agosto pasamos mucho más tiempo al aire libre, y el sol, el mar, el cloro y los excesos en la alimentación (azúcares, alcohol…) tienen algunos efectos en nuestra piel que van más allá de un bonito bronceado. Por eso, pasadas las vacaciones llega el momento de buscar alternativas para cuidar la piel después del verano ya sea mediante cremas y cosméticos para aplicar en casa como en forma de tratamientos en el centro de estética.

La piel es el órgano más grande del cuerpo humano y se debe tratar con sumo cuidado. Así lo enfocamos en nuestro Curso de Maquillaje Profesional, donde damos las claves para trabajar el rostro como el mejor lienzo para el maquillaje social, de moda o de cine y ficción. Además, contamos con un Taller especializado en pieles en el que descubrir los tipos de pieles y sus afecciones más comunes con el objetivo de corregirlas utilizando los productos más adecuados.

Dicho esto, veamos cuáles son los efectos del sol y cómo hay que cuidar la piel después del verano para recuperarla y mostrarla en todo su esplendor.

Efectos del sol en la piel

El agua de mar y el cloro de la piscina causan una piel seca, pero es el sol el que provoca las principales consecuencias en nuestro rostro. Aunque hay que destacar que los rayos solares tienen muchos beneficios en las personas como, por ejemplo, en la síntesis de vitamina D también es importante saber que si no se utiliza protección solar pueden resultar perjudiciales.

Lograr un aspecto bronceado tan atractivo puede provocar un envejecimiento prematuro y la aparición de pequeñas manchas en las zonas más expuestas como cara, escote o brazos. Para evitarlo hay que utilizar productos de alta fotoprotección y tener cuidado con la exposición directa durante muchas horas seguidas.

Tratamientos de belleza después del verano

Así, tras la época estival, es posible que el rostro esté ligeramente deslucido, deshidratado, con algunas manchas y granitos debidos también al sudor, a la aplicación de crema hidratante, a los cambios en la alimentación y en los horarios. Para solucionarlo, hay mil tratamientos de belleza con fórmulas con ácido hialurónico, Vitamina C y otros ingredientes que devolverán la piel a su mejor estado. Aquí van algunos de ellos.

Peeling

El peeling es el tratamiento más eficaz para recuperar la piel de una forma rápida tras el verano y conseguir un efecto glow muy radiante. Son adecuados para todo tipo de pieles, pero en las pieles grasas se notarán excelentes resultados. Además de los productos exfoliantes para el rostro que se aplican en casa de una forma rápida y cómoda, también se pueden realizar peelings químicos en cabina con ácidos como el glicólico o el salicílico que potencian sus efectos y son muy regenerantes.

Hydrafacial

El tratamiento de belleza patentado Hydrafacial está dirigido a una renovación completa de la piel después del verano limpiando y extrayendo los poros, hidratando en profundidad e iluminando. Se divide en tres pasos: exfoliación, eliminación de las impurezas mediante una sistema de succión indoloro y nutrición y reparación con formulaciones específicas. Este tratamiento utiliza un sistema exclusivo, llamado Vortex-Fusion, para la exfoliación. Este tiene un diseño en espiral para que las extracciones sean indoloras.

Tratamientos antimanchas

Tras las exposición al sol es muy habitual presentar las llamadas manchas solares, que no son más que el resultado de la acumulación de melanina en la epidermis o dermis. Para suavizarlas o incluso llegar a eliminarlas hay muchos tratamientos. Uno de ellos es Dermapen, que consiste en la utilización de un equipo de micropunción controlada por el que se inyectan activos despigmentantes.

Por otro lado, los tratamientos con láser también se utilizan para tratar tanto la pérdida de elasticidad de la piel como las pigmentaciones, que se eliminan en pocas sesiones de una forma indolora y muy efectiva.

Mesoterapia

Si además de recuperar la piel se desea luchar contra el envejecimiento, la mesoterapia facial es una buena idea para cuidar la piel después del verano. Este tratamiento consiste en inyectar en la dermis un cóctel de vitaminas y otras sustancias revitalizantes para luchar desde dentro, disimular líneas de expresión, añadir firmeza, devolver la luminosidad y activar la producción de colágeno y elastina. Todo un chute de efecto lifting para el rostro.

¿Qué te parecen estos tratamientos para cuidar la piel después del verano? ¿Te apuntas a alguno de ellos?

/

¿QUIERES SABER MÁS?

SI TIENES CUALQUIER DUDA, CUMPLIMENTA Y ENVÍA EL FORMULARIO Y EN BREVE NOS PONDREMOS EN CONTACTO CONTIGO PERSONALMENTE.



    (*) Campos requeridos