BLOG & NOTICIAS

Una parte esencial de los conocimientos de lxs expertxs en peluquería es todo lo relacionado con la coloración del cabello. En nuestro Curso de Peluquería de Plató contamos con un módulo especializado pero en este artículo repasamos, en términos básicos, todo lo que tienes que saber sobre los mejores tintes de pelo. ¿Qué tipos de tintes para el pelo existen? ¿Qué hay que tener en cuenta al elegir uno u otro?

El objetivo de la coloración debe ser el punto de partida: saber si se desea cubrir las canas, cambiar de color, unificar, aportar vitalidad… También es necesario analizar el color de base y el tipo de cabello, una clave fundamental para elegir un tinte u otro entre la gran variedad que podemos encontrar en el mercado. Finalmente, tendremos que tener en cuenta la formulación de cada producto y la duración que nos aporta. Sintéticos, con ingredientes naturales, permanentes o de los que se van a los pocos lavados. Veamos toda la información para saber cuál elegir.

Tipos de tintes para el pelo

Antes de saber los tipos de tintes para el pelo con los que contamos comenzaremos con un primer consejo: es imprescindible elegir tintes de pelo de calidad. No solo cumplirán con el color que prometen sino que además cuidan el cabello, lo nutren y lo dejan en perfecto estado. Hoy en día disponemos de productos minuciosamente probados que no dañan el pelo ni afectan al cuero cabelludo ni al crecimiento del cabello. Por supuesto, para un trabajo profesional se debe intentar elegir siempre los mejores tintes de pelo pero las personas que se realizan la coloración en casa también deben estar muy atentas a estas recomendaciones.

Tintes de pelo permanentes

Los tintes de pelo permanentes son los más conocidos, los más vendidos y los que tienen una mayor duración. Normalmente se aconsejan cuando se quiere cambiar de color de pelo y para cubrir las canas ya que los hay en todas las tonalidades incluso siguiendo todas las tendencias. Eso sí, aunque en su nombre se incluye la palabra “permanente” esto no significa que no haya que retocarlos cada mes o 6 semanas ya que a medida que el pelo va creciendo hay que volver a aplicarlo para un buen mantenimiento.

Muchos de los mejores tintes de pelo permanentes contienen amoniaco, que es un ingrediente que actúa como un disolvente que eleva el ph del cabello y logra abrir las cutículas para que el producto penetre más. De este modo se consigue cambiar el color de base con una mayor duración. Eso sí, este tipo de tintes resultan más agresivos que otros y hacen que el pelo se reseque más.

Si quieres prescindir del amoniaco pero necesitas un tinte permanente puedes optar por algunos tintes de pelo que utilizan compuestos químicos alternativos que aportan también una buena cobertura. Además, algunas de las marcas de coloración también apuestan por formulaciones bajas en amoniaco y otros ingredientes como aceites para contrarrestar la deshidratación.

Tintes semipermanentes

Se trata del paso intermedio antes de decidirse por una coloración permanente ya que este tipo de tintes no contienen compuestos químicos tan agresivos, tienen una duración limitada a unos lavados y una cobertura media en el caso de las canas. Por eso, son una buena alternativa cuando comienzan a aparecer las canas, cuando se quiere poner un color fantasía muy radical o dar un toque de reflejos de colores llamativos. También es una buena idea elegir tintes semipermanentes si el cabello no está en las mejores condiciones, sea frágil y se rompa con facilidad, demasiado fino o esté dañado por tintes o productos anteriores.

Tintes naturales

Aunque estas técnicas se utilizaban desde hace años de modo casero, hoy en día existen muchos tintes de pelo naturales, sin amoniaco, parafinas y ningún elemento químico. Este tipo de tintes para el pelo son respetuosos con el medio ambiente, tratan el cabello con ingredientes naturales y orgánicos y son perfectos para todo tipo de cabellos pero especialmente en los casos de alergias químicas o de cueros cabelludos muy sensibles. Las plantas más habituales con las que trabajan los tintes vegetales son la henna, el nogal, la manzanilla y el índigo, entre otras.

La gran ventaja de los mejores tintes de pelo naturales es que cuidan la melena desde la raíz a las puntas y le ofrecen los nutrientes más adecuados para cada caso. En cambio, el principal inconveniente es que, al extraer los ingredientes de pigmentos de plantas, no disponen de un gran catálogo de colores entre los que elegir. Además, en muchos casos son necesarias varias coloraciones para conseguir la intensidad deseada. En cuanto a las canas, la coloración vegetal las cubren en un tono inferior al natural logrando matizarlas de una forma más natural que los tintes químicos.

Tintes temporales de fantasía

Terminamos la selección de los mejores tintes para el pelo con los tintes temporales de fantasía, que son aquellos que se eligen para un cambio radical para un momento determinado, ya sea una fiesta, un disfraz o una sesión de fotos. Se pueden aplicar de forma habitual, en el lavado o en forma de spray y se van en un par de lavados puesto que no llega a penetrar en el cabello y solamente crean una capa superficial.

Mejores tintes de pelo profesionales

Así pues como vemos, los mejores tintes de pelo profesionales son aquellos que mejor se ajustan a las necesidades de cada persona en cuanto a duración, objetivos o ingredientes. A la hora de buscar el más adecuado hay que fijarse también en la forma de aplicación y seguir todos los pasos minuciosamente para lograr el mejor resultado. Resulta importante también, si la coloración se hace en casa, realizar una prueba de alergia colocando el producto en una pequeña parte no visible para comprobar que el producto no va a causar ninguna reacción.

¿Ya sabes cuál es la mejor coloración para ti? Esperamos haber resuelto muchas de las dudas más básicas sobre los mejores tintes de pelo en este artículo.

/

¿QUIERES SABER MÁS?

SI TIENES CUALQUIER DUDA, CUMPLIMENTA Y ENVÍA EL FORMULARIO Y EN BREVE NOS PONDREMOS EN CONTACTO CONTIGO PERSONALMENTE.



    (*) Campos requeridos