BLOG & NOTICIAS

Para bodas de día, de noche, en la playa o en una gran catedral… independientemente de cómo sea la boda y de qué estilo quiera la novia, hay algunas claves del maquillaje nupcial que hay que respetar y te las contamos todas en este artículo.

Y es que como expertxs en maquillaje y peluquería no podemos negar que nos encantan las bodas. Y no solo eso sino que nuestrxs alumnxs salen de nuestras aulas preparadxs para enfrentarse al maquillaje nupcial con las mejores armas: conocimientos teóricos, práctica e ilusión. De hecho, contamos con un Taller experto en novias con el que lograr una formación intensiva con los mejores profesionales del sector y muy ajustada a la realidad.

Respetar el estilo de la novia

Uno de los puntos esenciales del maquillaje nupcial es que este tiene que seguir el estilo de la novia. La mayoría de las mujeres no quieren sentirse disfrazadas el día de su boda aunque sí que desean verse especialmente guapas y radiantes. Para ello es muy importante saber si se maquillan en su día a día, si se suelen pintar los labios o los ojos y cómo, qué tipo de productos utilizan, cuáles son sus tonos favoritos, etc. Esta información es muy valiosa para ir planteando las bases del maquillaje de novia en función de sus gustos y hábitos.

Maquillaje nupcial intemporal

Un aspecto que no se suele tener en cuenta a la hora de maquillar a una novia o de pedir un maquillaje especial para la boda es que este debe ser lo más intemporal posible. Está bien seguir algunas tendencias del momento (como un tipo de eyeliner concreto, unos labios rojos, etc.) pero siempre pensando que no quede desfasado con el paso del tiempo. Y es que son muchos los casos de ver las fotografías o vídeo de la boda pasados unos años y no sentirse favorecida. Como en tantas otras cosas, el equilibrio es muy importante en el maquillaje nupcial.

¿Cómo es la boda? ¿Y el vestido de novia?

Clásica, romántica, bohemia, informal… saber cómo es la boda, a qué hora se celebra y dónde va a tener lugar, nos aporta datos muy útiles para optar por un maquillaje u otro. Por ejemplo, celebraciones originales y divertidas dan más juego para apostar por toques de fantasía mientras que bodas más sobrias requieren colores más neutros.

Asimismo, el vestido, el ramo de novia y los complementos también marcan muchísimo el estilo del maquillaje nupcial. El corte del vestido de novia, el tejido, el tipo de escote, accesorios como el velo, los pendientes, el peinado… todo ello se debe tener en cuenta para lograr un look especial en el que nada desentone.

Pruebas de maquillaje de novia

Tras recabar toda la información posible y escuchar a la novia es el momento de realizar las pruebas de maquillaje. Este paso es indispensable y todos los buenos maquilladores de novia profesionales lo incluyen en sus servicios. Las pruebas de maquillaje pueden ser una o dos, dependiendo de si la novia tiene las ideas más o menos claras, de si se quieren probar diferentes looks…

En este punto es el momento de que el experto en maquillaje nupcial analice los rasgos de la novia y su piel para sacarle el máximo partido. Para la novia las pruebas de maquillaje son la oportunidad perfecta para pedir y experimentar con las ideas que tenga en mente y ver si en la práctica funcionan como esperaba. Se suelen realizar unas semanas antes de la boda y de ellas sale el look que después se realizará el mismo día del “sí, quiero”.

El cuidado de la piel

Días antes de la boda por los nervios y el estrés, la piel puede sufrir algunas alteraciones. Por eso, hay que poner especial atención en cuidarla, exfoliarla, hidratarla y realizar algunos tratamientos profesionales, si es necesario. Lo ideal es que el profesional del maquillaje nupcial elegido tenga también conocimientos en cuidados de la piel y las mejores soluciones para cada una y así indicar cuáles son los pasos a seguir para que en la boda muestre su mejor versión.

Además, esto es imprescindible para que los productos de maquillaje (bases, correctores, sombras…) penetren y se difuminen bien y se fijen para durar más tiempo.

Evitar el exceso de producto

Aunque en este artículo no vamos a entrar en maquillajes de novia concretos, que daría para muchos otros artículos en profundidad, sí que queremos incidir en algunos consejos prácticos que pueden servir para todo tipo de maquillaje de novia. Uno de los más importantes es evitar el exceso de producto ya que puede llegar a crear un efecto de máscara muy poco favorecedor. Por otro lado, colocar mucho producto como base de maquillaje o correctores de ojeras, por ejemplo, puede provocar que con el paso de las horas este se cuartee o se acumule en los pliegues y pequeñas arrugas, lo que añadirá a la novia unos cuantos años de edad.

Cuidado con los brillos en el maquillaje nupcial

Uno de los retos a los que se enfrenta el maquillaje para novias son los brillos. Teniendo en cuenta que la mayoría de las bodas se celebran en los meses más calurosos, controlar los brillos debe ser prioritario para cualquier profesional. Utilizar bases libres de aceites y productos matificantes como el primer o polvos mates que sellan el maquillaje son unos grandes aliados.

Finalmente, resulta esencial que el maquillaje nupcial sea duradero con productos semipermanentes, waterproof, etc. y que la novia sepa como ir retocándolo si se mueve o se emborrona. En algunos casos, los maquilladores están presentes a lo largo de toda la celebración pero, como en la mayoría de las bodas no es posible, estos pueden dar a las novias cuatro consejos básicos para que muestren su mejor cara durante todo el día.

Hasta aquí nuestros consejos básicos sobre el maquillaje nupcial, ¿sueles seguir todos estos puntos? ¿nos hemos dejado alguno?

/

¿QUIERES SABER MÁS?

SI TIENES CUALQUIER DUDA, CUMPLIMENTA Y ENVÍA EL FORMULARIO Y EN BREVE NOS PONDREMOS EN CONTACTO CONTIGO PERSONALMENTE.



    (*) Campos requeridos