BLOG & NOTICIAS

El trabajo de maquillador profesional requiere una enorme cantidad de conocimientos sobre las técnicas y las diferentes teorías del maquillaje que existen. Herramientas intangibles que suponen el más preciado y valioso utensilio del profesional del maquillaje. Sin embargo, los maquilladores profesionales también deben contar con una enorme cantidad de herramientas y productos tangibles para implementar sus técnicas. Ahí es donde entra el famoso maletín de maquillaje profesional.

Maletín de maquillaje profesional

De la maleta de maquillaje profesional deben salir todos esos utensilios que resultan indispensables para cada momento de la sesión de maquillaje. Son muchos. Desde las cremas hidratantes para todo tipo de pieles a los contornos de ojos pasando por los pigmentos de ojos, la rueda de correctores, el primer, el factor de protección, los polvos fijadores, los coloretes, las barras de labios o las bases de maquillaje, entre muchísimos otros.

Aunque lo conveniente es que vayas completando cada vez más tu maletín de maquillaje, eso no significa que todos los productos y herramientas vayan a ser usados en cada una de las sesiones. La verdad es que no existen dos sesiones de maquillaje iguales puesto que no existen dos personas iguales. Además, los objetivos son diferentes. No es lo mismo maquillar para teatro que maquillar para una boda. En ese sentido, lo esencial es planificar un poco las posibles necesidades antes de cada trabajo, anticipándose incluso ante futuros problemas que puedan surgir.  En Køhl School podemos ayudarte a la configuración y organización de tu caja de maquillaje profesional. ¡Confía en nosotros!

Maleta de maquillaje profesional

El eyeliner, los perfiladores, los tintes o el agua micelar son algunos otros productos que no pueden faltar en una caja para maquillaje profesional. Pero no son solo productos lo que deben conformar estas cajas: también utensilios de trabajo. Y esto abarca desde los diferentes tipos de brochas que existen hasta el rizador de pestañas, los discos desmaquillantes, los bastoncillos, las bolsas de basura pequeñitas o la paleta mezcladora con su espátula. Ah, y sin olvidar prótesis como las pestañas postizas.

Todos estos elementos con igualmente fundamentales para que un maquillador profesional pueda realizar su trabajo con normalidad. Eso sí, no debemos confundir cantidad con calidad. Está claro que una maleta para maquillaje profesional debe ser muy completa, pero también muy exigente con la calidad de todos y cada uno de los productos y utensilios que incorpora. Después de todo, parte de la calidad del servicio de un maquillador depende de la calidad de su maleta.

Los maletines más completos de maquillaje ya están a la venta

A la hora de conformar nuestra maleta combinando calidad y cantidad, contamos con dos alternativas principales. La primera de ellas es más sencilla: consiste en la búsqueda del estuche para maquillaje profesional en el mercado. Muchas marcas crean y comercializan sus propios estuches para que tú no tengas que andar preocupándote. Solo debes escoger una marca que te inspire confianza, de buena reputación, y hacerte con tu maletín. Esta idea ofrece comodidad aunque tiene sus propias desventajas respecto a la segunda alternativa.

Porque la segunda alternativa consiste en crear tú mismo tu maletín de maquillaje profesional completo. Esto presenta mayores complicaciones de esfuerzo pero también nos ofrece una mayor adecuación de todo el contenido a nuestras necesidades concretas y nuestra manera de trabajar. Una vez más, el criterio aquí se torna imprescindible. Si quieres dar el salto y convertirte en un maquillador profesional autosuficiente, ven a nuestra escuela de maquillaje en Madrid. Tenemos lo que necesitas.

Abrir chat