BLOG & NOTICIAS

Una de las series revelación de estas Navidades, Los Bridgerton, nos ha tenido pegadxs a la pantalla no solo por su romántica trama sino por el exuberante despliegue de vestuario con el que nos ha sorprendido. De la mano de la productora Shonda Rhimes (Anatomía de Grey, Scandal, etc.) y del creador Chris Van Dusen, la nueva ficción de Netflix narra la vida de Daphne Bridgerton en la competitiva búsqueda de marido en el periodo Regencia inglés, concretamente en 1813. Los Bridgerton está inspirada en las novelas del mismo nombre de la escritora Julia Quinn y reinterpreta la época de una forma vibrante y atrevida, más cercana a Gossip Girl que a las novelas de Jane Austen.

En medio de escenarios palaciegos, bailes de cortejo, conflictos familiares y una banda sonora actualizada, el vestuario de Los Bridgerton resulta cautivador por el equilibrio con el que se manejan los estilos de ese periodo con numerosas licencias contemporáneas. Y es que el objetivo de Ellen Mirojnick, la directora de vestuario de Los Bridgerton, no era reflejar fielmente una época sino ficcionarla de modo que la audiencia de hoy pudiera sentirse más identificada.

El vestuario de Los Bridgerton en 4 claves

Una vez introducida la historia, desgranamos las cuatro curiosidades (aunque podrían ser muchas más) sobre el vestuario de Los Bridgerton que más gustarán a los estudiantes de estilismo, maquillaje y peluquería de nuestra escuela.

Más de 7.500 piezas de vestuario

Durante los solo 8 capítulos se utilizaron más de 7.500 piezas de vestuario entre trajes y todo tipo de accesorios, la mayoría de ellos originales. La protagonista, Daphne Bridgerton, interpretada por Phoebe Dynevor, contó con nada menos que 104 cambios de vestuario. El equipo de Ellen Mirojnick estuvo formado por 238 personas, entre ellas cinco cortadores para hacer patrones y dos sastres, y trabajaron durante cinco meses para preparar todo el estilismo. Todo un reto que se transmite no solo en los personajes principales sino en todo el elenco, con looks cuidados hasta el último detalle.

Choque de estilos: Bridgerton vs Featherington

En esta serie el vestuario sirve también como recurso visual a la hora de establecer los roles entre las familias protagonistas. Mientras que los Bridgerton utilizan una paleta más suave, discreta y sofisticada en tonos claros y empolvados, los Featherington (de alto estatus reciente) contrastan con su plus de extravagancia en estampados florales con colores llamativos como el naranja, el rosa brillante o el amarillo.

Un estilismo aspiracional

El vestuario de Los Bridgerton no tiene el objetivo de reflejar el estilo de la época sino en convertirse en algo fresco y aspiracional para el público joven. Aunque respeta en gran medida las siluetas, de corte imperio y corsés, añade una paleta de color mucho más llamativa y se enriquecen los tejidos con numerosas capas de diferentes materiales más allá de los tules y muselinas. Además, se aplican tintes y se decoran con bordados florales y abalorios tal y como confirma la diseñadora de vestuario de la serie en una entrevista para Harper’s Bazaar: “Hemos aumentado la cantidad de brillo, de color y apostado por el exceso de adorno. Hemos hecho cosas que en realidad pueden relacionarse un poco más con el punto de vista actual”.

Inspiración diversa y multidisciplinar

La diseñadora de vestuario de Los Bridgerton hizo una mezcla de lo más variopinta hasta llegar al resultado final y barajó múltiples inspiraciones a lo largo del proceso creativo. Por un lado, en su moodboard se pueden observar los retratos de la emperatriz Josefina Bonaparte pero también imágenes de las colecciones de Balmain, detalles de colecciones de joyería, diseños de Alta Costura del Dior o Chanel y propuestas New Look de los años 50 y 60 del siglo XX.

Regencycore, el nuevo fenómeno viral

Dado el éxito global de Los Bridgerton, el #Regencycore o el estilo del periodo Regencia inglés que refleja la serie se está convirtiendo en tendencia. Tal y como ya ocurrió con las búsquedas de ajedrez gracias a Gambito de dama, ahora las compras de corsés, los vestidos de corte imperio, los guantes y los accesorios de plumas para el cabello son algunos de los elementos más buscados para los looks de la próxima primavera. Así pues, si todavía no has dedicado un rato a esta serie, dale una oportunidad y disfruta con la enorme cantidad de estilismos que ofrece e inspírate como ya lo han hecho las firmas Rodarte o Moschino para sus próximas colecciones.

*Imágenes: Ellen Mirojnick @byellenm / Netflix