BLOG & NOTICIAS

Como hemos explicado en muchas otras ocasiones, existen dos ramas principales del maquillaje: el llamado maquillaje social, que se enfoca en potenciar los rasgos del rostro y el maquillaje de caracterización, enfocado a sectores concretos como el cine o la televisión. Dentro de este último el maquillaje pálido es relativamente frecuente para conseguir apariencias de todo tipo y muy creativas.

Cómo palidecer la piel para teatro

Pensemos por ejemplo en criaturas románticas como los vampiros o los fantasmas. En esos casos debemos implementar un maquillaje palidecido que nos permite alcanzar esos colores de tez blanquecinos. Aunque no siempre debe tratarse personajes fantasiosos. También es posible tener que palidecer el rostro para que una persona logre transmitir una sensación de enfermedad o de cansancio. En teatro es muy común tener que crear este tipo de sensaciones para el espectador. Por este motivo, nos encontramos con muchas técnicas dirigidas a proporcionar un maquillaje pálido a los actores y actrices sobre el escenario.

Una de las técnicas más sencillas para palidecer la piel para teatro es la utilización de sombra blanca. Consiste en aplicarla en los párpados y bajo los ojos para provocar un semblante mucho más pálido que nos acerque a ese objetivo. Eso sí, recomendamos utilizar una sombra de buena calidad. En realidad, en el maquillaje para teatro siempre deben utilizarse productos de primer nivel dado que actores y actrices están sometidos a muchas condiciones estresantes para los propios productos como el movimiento, el sudor o el roce con la ropa. Todo ello sin hablar de los propios focos. Un detalle que hay que tener muy en cuenta ya que estos suelen absorber el color y dar lugar a tonos mucho más claros, especialmente en el rostro. Por este motivo, un maquillador profesional para teatro debe contar con nociones básicas de iluminación. Y es que saber cómo palidecer la piel durante horas requiere muchos conocimientos y profesionalidad.

Cómo palidecer la piel para cine

El cine es otro sector donde es imprescindible que los maquilladores sepan cómo palidecer la piel. Por eso en nuestros cursos de maquillaje profesional te enseñamos todos los trucos para ser capaz de afrontar esos desafíos. Y es que nuestra escuela es uno de los mejores lugares para estudiar maquillaje profesional.

Obviamente, no todas las necesidades de palidecer son iguales. Hay grados y hay variedades. La clave en casi todos los casos es utilizar una base de un tono o dos más claro al del tono natural de la piel del actor o actriz. Además, se puede complementar con correctores, iluminadores y polvos más claros y sombras blancas en determinados puntos. Y que cuantas más tonalidades se baje, más palidez obtendremos.

Maquillaje pálido

El maquillaje pálido es una de las soluciones para conseguir blanquear el rostro. Algunas personas, en contextos caseros, desean aclarar un tono su piel por lo que se lanzan a emplear otro tipo de técnicas para palidecer la piel de forma natural. Por ejemplo, aplicando jugo de limón en la piel mezclado con agua o mascarillas de yogur y miel. No obstante, estos métodos se alejan del maquillaje profesional y buscan un cambio prolongado por lo que recomendamos mucha precaución en su uso.

Por eso, si lo que quieres es automaquillarte para proporcionarte palidez, tienes herramientas y técnicas necesarias a mano, un poco de destreza y conocimientos sobre los productos más adecuados para tu rostro será suficiente para conseguir un blanqueamiento óptimo. Finalmente, recuerda que, aunque nuestros cursos estén destinados a maquilladores profesionales, también pueden cursarlos personas que simplemente amen el maquillaje con todas sus fuerzas y quieran aprender más. Tengas un portfolio de maquillador contigo o no, nosotros te estamos esperando.