BLOG & NOTICIAS

El cine es pura fantasía pero para poder proyectar esas fantasías es necesario recurrir a muchos trucos. Las últimas décadas han supuesto un enorme desarrollo tecnológico que ha hecho que esos trucos procedan de la postproducción y de los efectos especiales de vídeo y de sonido. Sin embargo, el maquillaje en el cine sigue siendo fundamental. En otro de nuestros artículos te hablamos en profundidad de esta especialización deteniéndonos en las dos vertientes distintas de maquillaje en el cine: el maquillaje social (o el que sirve para embellecer a actores y actrices) y el maquillaje de caracterización. Hoy nos vamos a centrar en este último.

Estudiar caracterización de cine

Si te apasiona el maquillaje y eres todo un cinéfilo o cinéfila, cuentas con los dos ingredientes fundamentales para triunfar en el sector de la caracterización de cine. Un sector que requiere de unos profundos conocimientos teóricos y prácticos y de una habilidad bien desarrollada con las técnicas y herramientas de maquillaje. ¿Y sabes dónde puedes estudiar caracterización de cine y conseguir esos conocimientos para desarrollar esa habilidad? En Køhl School, tu escuela de maquillaje profesional de confianza.

Porque en nuestra escuela ofrecemos una enorme variedad de cursos de maquillaje y, dentro de ellos, módulos específicos sobre maquillaje cinematográfico. Nuestros docentes en el ámbito del maquillaje artístico son profesionales en activo que han trabajado para grandes producciones de cine y televisión, con notable experiencia en el campo de los efectos especiales y el maquillaje protésico. Por eso, si quieres especializarte en cine, teatro, grandes eventos e incluso aprender a realizar un maquillaje para Halloween profesional, te formaremos para que no encuentres límites a tu talento y a tu creatividad. Después de todo, el maquillaje debe ser siempre creativo, aunque también fiel a las necesidades del guion.

Porque la caracterización de cine es un tipo de maquillaje obediente. Quienes se dedican a este tipo de maquillaje deben ser capaces de lograr cualquier caracterización que requiera la película. En ese sentido, una característica esencial para desempeñar esta labor eficazmente es la versatilidad. Conocer un abanico de técnicas variadísimo y completísimo que permita generar la apariencia necesaria en cada momento.

Trabajar en caracterización de cine

La caracterización de cine requiere en primer lugar un amplio conocimiento de maquillaje. Esto incluye desde visagismo a tipos de pieles y estudio del color. Posteriormente se pueden ir implementando técnicas más ricas y completas hasta llegar a la caracterización. Gracias a ella podemos proporcionar a la piel desde una edad diferente hasta un color diferente, pasando por apariencias monstruosa o inhumanas de todo tipo. Eso requiere creatividad, experiencia y técnica pero también un profundo conocimiento de iluminación, guion, escenografía y otros aspectos vinculados a la grabación cinematográfica.

Por otro lado, la caracterización de cine también emplea muchos otros elementos como son las pinturas de fantasía, la técnica del claroscuro, el body-painting y, como no, las prótesis. Estas son indispensables en determinadas ocasiones. Gracias a ellas se puede envejecer o rejuvenecer, agrandar los rasgos, colocar heridas que resulten creíbles o crear monstruos y seres fantásticos. El abanico de posibilidades es inabarcable con productos como el látex, la cera moldeable, la silicona, las tintas, sangre artificial, los implantes de cabello y los diferentes tipos de pegamentos.

Por supuesto, otro de los puntos claves de la caracterización de cine es el vestuario. Y eso abarca desde las propias prendas de ropa hasta todo tipo de complementos como gafas o sombreros. Todo unido: maquillaje, prótesis, pinturas y vestuario, puede transformar a cualquier actor o a cualquier actriz en el personaje que el guion necesita. Desde luego, es un trabajo creativo, divertido, artístico, de gran valor para la cultura y muy gratificante.

Abrir chat