BLOG & NOTICIAS

Seguro que tras el verano y a medida que avanza el otoño notas cómo tu cabello (o el de tus clientxs) se cae mucho más. La caída de pelo en otoño es muy habitual y se debe a múltiples factores como el cambio de estación o la reducción de horas de luz. En principio una caída moderada de pelo en otoño tanto en hombres como en mujeres no debe preocupar ya que se trata de un proceso de lo más normal. Aún así hay que fijarse en las señales que da el cabello ya que muchas veces existen pequeños problemas más allá de la caída estacional y que se pueden solucionar siguiendo unos pequeños pasos.

En este artículo veremos por qué se cae el pelo en general y más concretamente en otoño, cuánto dura esta caída y cómo podemos evitarla o minimizarla siguiendo determinadas pautas. Si quieres aprender más sobre la salud del cabello y sus ciclos y cómo lograr un cuero cabelludo sano y una melena fuerte y brillante, te animamos a inscribirte en nuestro Curso de Peluquería de Plató. Con él te convertirás en un expertx en peinados y cortes pero también en todo lo relacionado con el cabello femenino y masculino.

El ciclo natural del cabello

Antes de nada, es importante saber que el cabello tiene un ciclo de vida natural en la que cada pelo nace, crece y se acaba cayendo de forma independiente cuando ya no recibe la nutrición adecuada desde la raíz. Por eso, lo habitual es que cada día del año se lleguen a perder entre 50 y más de 100 cabellos.

El ciclo natural del cabello está dividido en 3 fases: de crecimiento, de transición y de descanso o caída. En la fase de crecimiento el pelo recibe queratina y nutrientes desde el folículo y puede estar creciendo entre 1 y 4 años a un centímetro al mes de media. En la fase de transición es cuando el folículo piloso se retrae de la superficie del cuero cabelludo y deja de alimentar el cabello y la última fase es cuando el pelo se desprende.

¿Por qué se cae más el pelo en otoño?

A pesar de que no hay estudios científicos que avalen la caída de pelo en otoño, lxs expertxs sí que aseguran que en esta estación se produce mucha más caída que en otros momentos del año. Las razones tienen que ver con el cambio de hábitos de verano a otoño, la llegada del frío, la reducción de horas de luz y el estrés de la vuelta la rutina. Todo ello provoca además cambios hormonales que afectan mucho al cabello.

Además, si sumamos estos cambio junto al ciclo natural del que hablábamos antes, la caída de pelo en otoño afecta por igual a hombres y mujeres y va en aumento cuando avanza la edad. Además de los condicionantes temporales y ambientales, en la caída del cabello tiene mucho que ver también la alimentación, las emociones y el tipo de productos y herramientas que utilizamos para el cabello: tintes, secadores, planchas…

Cuánto dura la caída de pelo en otoño

La caída de pelo en otoño es temporal, acostumbra a aparecer de forma brusca y suele prolongarse durante algunas semanas. Si vemos que se alarga mucho tiempo es aconsejable comenzar a tomar medidas en forma de vitaminas, cambios alimentarios o productos específicos. Y, por supuesto, si la caída no remite siempre podemos hablar con un profesional que diagnostique el problema y aconseje el tratamiento más adecuado. Por lo general, la mayoría de los cabellos que se pierden en otoño se recuperan y vuelven a aparecer al cabo de tres o cuatro meses continuando con el ciclo natural.

Cómo evitar la caída del pelo

Aunque ya hemos visto que es un proceso de lo más normal, no podemos evitar la caída del pelo en otoño pero sí que podemos lograr minimizarla tomando una serie de medidas que ayudarán a que los folículos estén fuertes y que el cabello no se desprenda con facilidad.

Vitaminas para el pelo

En farmacias y herboristerías encontraremos numerosos productos tanto de administración oral como de aplicación externa que contienen vitaminas beneficiosas para el crecimiento del cabello y el anclaje en el cuero cabelludo. Según lxs especialistas, lo ideal para la caída de pelo en otoño es combinar ambas: tomar vitaminas orales y aplicar champús, aceites, ampollas o tratamientos anticaída que refuercen el efecto. De este modo se aportan nutrientes tanto en el interior como en el exterior.

Algunos de los ingredientes que más se recomiendan para la caída del cabello es la vitamina C , la D, la biotina, el aceite de onagra, el zinc, el selenio, el extracto de cebolla, el aceite de argán y el ácido fólico, entre muchos otros. Cada componente aporta un plus a una necesidad, desde estimular el riego sanguíneo en el cuero cabelludo hasta hidratarlo o aumentar la producción de colágeno.

Cortes de pelo

Otra de las soluciones que puede ayudar a la caída de pelo en otoño es pasar por la peluquería y recortar las puntas o retocar el corte de pelo. Muchas veces no se frena la caída pero sí que ayuda a que, al retirar las puntas abiertas o debilitadas, la melena esté mucho más fuerte. Además, permite dar forma y crear más volumen disimulando zonas más empobrecidas con un peinado de actualidad.

Dieta para fortalecer el pelo

La alimentación es esencial para que el pelo muestre un mejor aspecto y se caiga menos. Algunos de los alimentos que hay que incluir en la dieta son aquellos ricos en Omega 3 como el salmón o en zinc como el marisco o los frutos secos. Las proteínas tampoco pueden faltar para fortalecer el cabello así como los betacarotenos de las zanahorias, la calabaza, etc.

Productos sin sulfatos

Los productos con sulfatos y siliconas están prohibidos en el caso de una caída estacional bastante pronunciada ya que irritan el cuero cabelludo y son mucho más agresivos. En ese caso nada mejor que apostar por soluciones naturales y productos calmantes y de calidad que aporten lo que el pelo necesita en profundidad. Tanto en la industria tradicional como en la cosmética sólida se pueden encontrar champús muy adecuados para estos fines.

Además, es importante seleccionar buenos tintes que no dañen y evitar en la medida de lo posible las fuentes de calor intensas como el secador durante mucho tiempo, el difusor o la plancha. En estos casos es imprescindible el uso de protectores de calor.

En cuanto al lavado y el cepillado, existen algunos mitos a derribar respecto a la caída de pelo en otoño: no se cae más por lavarlo o cepillarlo a menudo. Una buena higiene y llevarlo desenredado y cuidado es clave también en la salud de la melena. Y si no se quiere lavar tan a menudo, porque muchas veces no es necesario, siempre se puede apostar por los champús en seco, de cuyos beneficios te hablamos en un anterior artículo.

¿Estás tomando alguna de estas medidas para evitar la caída de pelo en otoño? Si tienes alguna otra propuesta, cuéntanosla en nuestras redes sociales, todas las ideas para lucir peinados bonitos y sanos son bienvenidas.

/

¿QUIERES SABER MÁS?

SI TIENES CUALQUIER DUDA, CUMPLIMENTA Y ENVÍA EL FORMULARIO Y EN BREVE NOS PONDREMOS EN CONTACTO CONTIGO PERSONALMENTE.



    (*) Campos requeridos