BLOG & NOTICIAS

Cualquier maquillador profesional debe conocer los diferentes componentes que conforman el maquillaje. Desde las técnicas hasta los productos, pasando por los utensilios o los diferentes tipos de pieles. Pero hay un componente muy importante que también debemos controlar a la perfección. Nos referimos a la teoría del color aplicada al maquillaje. En el artículo de hoy vamos a contarte acerca de varios aspectos esenciales de dicha teoría. Comenzando por la conocida como rueda cromática del maquillaje. ¡Te invitamos a leer!
 
 

Rueda cromática maquillaje

La rueda cromática de colores en maquillaje es una herramienta de la teoría del color. En concreto, se trata de una rueda donde la mitad izquierda de la misma está compuesta por colores fríos, mientras que la mitad derecha está conformada por colores cálidos. Uno de sus principales objetivos es ayudarnos a combinar los colores de la mejor manera posible. También nos va a permitir detectar qué colores son más convenientes a la hora de maquillar un rostro determinado. Después de todo, cada persona posee un tono de piel único.
 
En definitiva, la rueda de colores del maquillaje, encuadrada dentro de la teoría del color, nos posibilita dar a cada rostro la armonía perfecta. Esto evidentemente se traduce en un maquillaje mucho más profesional y avanzado. Los maquilladores profesionales del mundo del maquillaje en el cine, en el teatro, en la moda o en la publicidad la utilizan constantemente para atinar con los colores idóneos. Pero la teoría del color tiene mucho más que enseñarnos acerca de los colores. Y a continuación vamos a traerte algunas de sus claves.
 
 

Rueda del color en maquillaje

Como decíamos antes, la rueda del color en maquillaje nos habla de colores cálidos y colores fríos. Pero del mismo modo también nos habla de los colores acromáticos y neutros. Estos cuatro grandes grupos de color pueden combinarse de maneras muy distintas para obtener los resultados deseados. En el maquillaje social es indispensable, aunque también en el maquillaje artístico profesional. Vamos a contarte qué colores están dentro de cada grupo, pero conocer la idoneidad de cada uno de ellos requiere un aprendizaje más intenso.
 
Así, los colores cálidos son aquellos que contienen más amarillo que azul en su composición. Recordemos el funcionamiento de los colores: se componen con el porcentaje de cada uno de los tres colores básicos como son el rojo, el azul y el amarillo. Los colores cálidos van del amarillo al rojo, pasando por el dorado, el marrón o el naranja. En los colores fríos ocurre al contrario: hay más azul que amarillo en la composición. Es la parte de la rueda cromática de maquillaje donde se encuentran los azules y los morados.
 
En cuanto a los colores acromáticos encontramos el blanco, el negro y algunos grises. Por último, los colores neutros son aquellos que ofrecen un maquillaje mucho más natural por semejanza con la piel. Hablamos de marrones, beige y rosados color piel. Lo más importante es saber que la clave se encuentra en la armonía. Y para ello debemos conocer qué armonías existen entre los colores de la rueda cromática de maquillaje. Lo veremos en otro artículo, pero grosso modo hay armonía acromáticas, monocromáticas, análogos e incluso complementarias.
 
 

Rueda cromática de colores maquillaje

Además de todo lo anterior es muy importante conocer los diferentes elementos que tiene el color. Porque no solo encontramos el tono. También encontramos la intensidad, la saturación o el valor del color, es decir, la amplitud de la luz de dicho color. Controlar todos estos elementos es imprescindible para proporcionar el maquillaje profesional que queremos alcanzar. Tranquilo: en nuestra escuela de maquillaje contamos con un curso sobre maquillaje profesional en el que trataremos la rueda del color en maquillaje en profundidad.